Obtener un gran préstamo personal en España

En el mundo digital actual es más fácil que nunca conseguir un préstamo. Atrás quedaron los días de entrar al banco más cercano y negociar con un representante de ventas. En cambio, hay innumerables bancos y otros prestamistas en línea que compiten por clientes. Esto ha creado un entorno en el que existen préstamos realmente excelentes con tasas de interés razonables, solicitudes en línea sencillas y entrega rápida de fondos.

Aunque Internet ha creado una gran cantidad de prestamistas de fácil acceso, no todos son ideales. Todavía hay algunos proveedores de préstamos con grandes tarifas ocultas, altas tasas de interés y procesos de solicitud difíciles. ¿Cómo distingues lo bueno de lo malo? Estas son algunas cuestiones importantes a tener en cuenta.

Ten cuidado con las tarifas ocultas

Una de las cosas más importantes a las que debes prestar atención cuando decides qué prestamista utilizar son las tarifas ocultas. Por ejemplo, muchos prestamistas imponen una tarifa elevada una vez que te han aceptado para recibir un préstamo. Estas tarifas pueden tener varios nombres, como “tarifa de inicio”, “tarifa de procesamiento”, “tarifa de aprobación”, “tarifa de origen”, etc. En algunos casos, puede parecer que estás obteniendo un préstamo más económico de un proveedor, pero después de la gran tarifa de inicio, termina siendo un trato peor.

Algunos prestamistas también cobran una tarifa de administración o servicio mensual más pequeña que viene con el préstamo. Por lo general, se trata de una pequeña tarifa mensual que se debe pagar durante la vigencia del préstamo. Aunque estas tarifas no son demasiado elevadas, sin duda, pueden acumularse.

El hecho de que un prestamista cobre tarifas adicionales no significa que sea una mala empresa. Es importante tener en cuenta estas tarifas al comparar los costes totales de diferentes proveedores.

Tasas de interés

Otro factor importante a considerar cuando se solicita un préstamo es la tasa de interés, a menudo conocida como el “TAE” o tasa de interés anual. Es una cifra que representa el porcentaje de interés que pagarás sobre el saldo del préstamo cada año. Naturalmente, cuanto más baja sea la tasa de interés o TAE, mejor².

Por lo general, ningún banco o prestamista ofrece la misma tasa de interés para todos. La tasa de interés que se le proporciona puede depender del tamaño del préstamo, la duración del período de pago del préstamo y tu propio historial financiero.

Por lo general, se ofrecen las tasas de interés más bajas a los préstamos más importantes, los períodos de amortización más largos y las personas con un historial financiero excelente. Sin embargo, aún es posible obtener una tasa de interés decente si no cumples con estos criterios. Esta es solo la manera de obtener la mejor tarifa posible.

El proceso de solicitud

Afortunadamente, es común que la mayoría de los prestamistas ofrezcan solicitudes completamente en línea. En la mayoría de los casos, no es necesario tener que ir físicamente a ningún lugar para que te acepten para recibir el préstamo. A veces, tendrás que enviar por correo algunos documentos firmados, pero incluso esto suele hacerse ahora digitalmente.

Sin embargo, los requisitos para solicitar un préstamo varían significativamente con cada prestamista. Algunos prestamistas requerirán unos ingresos mínimos y no tener un mal historial financiero, mientras que otros no aceptarán trabajadores independientes o pensionistas. Otros prestamistas no tendrán ninguno de estos requisitos³.

Los documentos específicos requeridos también variarán, pero tenderás a necesitar algún tipo de identificación, extractos bancarios o comprobante de domicilio y, ocasionalmente, un comprobante de ingresos.

Tipos de préstamos

Es importante señalar que existen formas sencillas de obtener préstamos con tasas de interés mucho más bajas. Por ejemplo, los préstamos garantizados son préstamos respaldados por algún tipo de garantía, a menudo una casa o un automóvil. Estos préstamos tienden a tener tasas de interés mucho más bajas que los préstamos sin garantía, ya que si no puedes pagar el préstamo, el prestamista puede tomar posesión de la garantía.

Muchas personas no se sentirán cómodas con la idea de un préstamo garantizado, pero si es así, sin duda es algo que desearás que ofrezca tu prestamista. Es una forma fácil de obtener un préstamo mucho más económico.

Si estás buscando específicamente un préstamo para comprar una casa o un automóvil, las tasas de interés de estos préstamos también tienden a ser más económicas. Esto se debe a que tienden a ser préstamos a más largo plazo que a menudo requieren un depósito y, por lo general, el automóvil o la casa que compras con el préstamo también se utiliza como garantía.

Dónde encontrar grandes prestamistas

La mejor manera de encontrar un prestamista excelente es buscar en línea. Internet no solo ofrece muchas más opciones, sino que la competencia adicional obliga a los prestamistas en línea a ofrecer las mejores condiciones posibles. También es mucho más fácil comparar diferentes proveedores en línea. En muchos casos, podría tener sentido solicitar a varios prestamistas y quedarte con el que te acepte con los mejores términos y las tasas de interés más bajas.

Solo recuerda que hacer tu propia investigación es fundamental. Querrás asegurarte de que el prestamista que finalmente elijas tenga buenas críticas y ofrezca tasas de interés atractivas y condiciones favorables. Una de las mejores formas de comenzar este viaje es hacer una simple búsqueda en línea. Esto te mostrará rápidamente algunos de los principales prestamistas de tu país para que puedas comenzar el proceso de encontrar el mejor para tu situación.

Temas relacionados (anuncios):
Encuentra opciones de préstamo






[1] https://www.businessinsider.com/personal-finance/what-is-an-origination-fee-the-admin-fee-on-a-loan?r=US&IR=T
[2] https://www.admiral.com/loans/what-is-apr
[3] https://www.finder.com/uk/personal-loan-documents
[4] https://www.thebalance.com/secured-loans-2386169
[5] https://www.finder.com/uk/car-loans-vs-personal-loans